Zanahoria pelada

Las zanahorias peladas están listas para cocinar y servir. Crudas o cocidas,prepáralas como más te agrade y ahorra tiempo, porque ya vienen limpias y cortadas.

zanahorias peladas

Formato: bolsa de 5 kilos al vacio , puede prepararse en distintos cortes tal como Juliana , cubo y rodela

 

Las zanahorias cuentan con innumerables propiedades: una de las más importantes es que son ricas en carotenos, que son compuestos que el hígado transforma en vitamina A.

 

 

Además, para garantizar su frescura, durante su reparto trasladamos todos nuestras bolsas de verduras en camiones y vehículos refrigerados, con los que logramos que el producto llegue a los restaurantes conservando toda su calidad para que puedas disfrutar de las mejores verduras a domicilio.

Las zanahorias están entre los ingredientes más versátiles de la cocina. Su firme textura y dulce sabor funciona para cualquier tipo de cocina, y se pueden comer crudas o cocidas siendo igualmente deliciosas. En su estado natural sin pelar, se pueden conservar por meses en un lugar fresco y poco húmedo. Aún así, a veces es útil tener zanahorias peladas y listas para usarse. Tienden a secarse en el refrigerador una vez cortadas, así que necesitan un poco de cuidado extra.

Aspectos fundamentales de la zanahoria

Las zanahorias son la raíz de una planta de la familia umbellifera, que también incluye perejil, chirivía, alcaravea y comino. Originalmente de color rojo, blanco o morado, la popular de color naranja que tenemos hoy fue desarrollada en el siglo 17 en Holanda, de acuerdo con el científico Harold McGee. Las raíces son ricas en azúcares y beta-carotenos, y retienen tanto el color como la textura al cocinarse. Las zanahorias jóvenes son más dulces, mientras que las largas y viejas son más pastosas.

Guardarlas en agua

El principal problema de las zanahorias peladas dentro de los modernos refrigeradores son los bajos niveles de humedad. Cuando se les quita la piel, rápidamente pueden perder la humedad y dejarlas secas y correosas. Una forma de evitar esto es guardarlas en un contenedor con agua. Esto no es del todo ideal, ya que el agua hará que se pierdan algunos nutrientes, pero las mantendrá húmedas y frescas. Cambia el agua diariamente para prevenir que se fermente, se contaminen o le crezcan hongos. Se mantendrán frescas hasta por siete días

 

Comentarios cerrados.